El Blog de Tasitrans Cordobati

guardar ropaCada cambio de temporada lo mismo, guardar la ropa de invierno y sacar la de verano o viceversa, o como habitualmente se le conoce a esta labor "cambio de armarios". Es una labor que solemos dejar para el último momento, para cuando ya no hay vuelta atrás y el calor es sofocante -más aún si todavía vas con abrigo- o el frío impera en las calles y te ha pillado con los shorts puestos.

Te vamos a dar solo 5 consejos para guardar la ropa cuando haces el cambio de armario y evitar el desastre.

1. No lo guardes todo

Sí es verdad que el frío ha llegado, pero vivimos en España y aquí el sol calienta más que en Laponia. Cuando te dispongas a hacer el cambio de armario utiliza la cabeza y mantén algunas prendas más ligeras fuera. También es buen momento para que asumas que hay ropa que no te vas a volver a poner y es mejor donar o deshacerte de ella para siempre.

2. Lavar y guardar

Parece una tontería pero guardar la ropa sin ninguna puesta y totalmente limpia va a evitar que te puedas encontrar sorpresas tan desagradables como manchas imposibles de quitar cuando abras el guardamuebles. Todo lo que vayas a guardar que esté recién recogido del tendedero o secadora.

3. El mejor lugar para guardar la ropa

Sé realista. En tu casa ya no caben más cajas y bolsas. A no ser que tengas la suerte de disponer de una habitación en exclusiva para guardar la ropa de otras temporadas, lo mejor es contratar un guardamuebles. Tu ropa estará protegida del sol, de la humedad, en un lugar seguro y sin insectos que puedan ensuciar o manchar. Además podrás aprovechar el espacio de la casa para otras cosas más prácticas.

4. Protege antes de almacenar

Las cajas de cartón está muy bien para guardar cosas, pero pueden causar manchas en las prendas por humedad. Lo ideal es introducir dentro de la caja de cartón una gran bolsa y dentro de esta la ropa. Sin olvidar que es muy importante por dónde se doblan las prendas. Los vestidos y trajes es mejor guardarlos en cajas de armario protegidos con fundas.

5. Clasifica por tipos y etiqueta

Recuerda que cuando vayas al guardamuebles para volver a hacer el cambio de temporada con la ropa no vas a saber dónde está cada prenda. Lo mejor es prevenir y poner los pantalones con los pantalones, pijamas con pijamas… y etiquetar las cajas lo más detallado posible. Quizás incluso te interese dejar alguna caja en el guardamuebles otra temporada más.