El Blog de Tasitrans Cordobati

Consejos reales para embalar objetos frágiles

Consejos reales para embalar objetos frágilesTienes que hacer una mudanza y te quedan por embalar todos los objetos frágiles que tienes por casa ¿No sabes cómo hacerlo para que lleguen intactos a tu nuevo hogar? Pues es muy sencillo y no tiene ningún misterio, solo tienes que leer los consejos que vamos a darte para que sepas cómo embalar objetos frágiles, y tus cosas llegarán sanas y salvas a su lugar de destino. Venga lee

  • En primer lugar debes asegurarte de poner en el fondo de la caja una buena base amortiguadora. Normalmente se suele poner papel de periódico o cartones de huevos, para que así los objetos estén protegidos durante el viaje y no choquen entre ellos.
  • Envolver los objetos más frágiles en papel de burbujas, pero siempre uno a uno y por separado. No envuelvas dos artículos frágiles juntos.
  • Evitar que queden huecos en las cajas, ya que así evitaremos que los objetos queden libres y se muevan de un lado a otro.
  • Los artículos electrónicos deberán ir en las mejores cajas, es decir, en la caja original del mismo. Sino la conservaras puedes buscar alguna de alguien que haya comprado un objeto similar en las fechas recientes.
  • ¡Muy importante! Apunta en la caja que el contenido que lleva dentro es frágil. No te quedes corto, si tienes que ponerlo en todos los laterales de la caja, ponlo, para que se vea bien que esa caja hay que tratarla con cuidado y lo que va dentro es frágil.
  • Asegúrate de que las cajas son fuertes, resistentes y no se van a romper en cualquier momento. Ya que si lleva objetos que son frágiles y se parte, podemos quedarnos sin ellos.

Así que aquí tienes algunos consejos útiles y reales para embalar objetos frágiles cuando tienes que hacer una mudanza, llévalos a cabo y todo irá sobre ruedas.

¿Se necesita permiso de la comunidad para mudarse?

mudanzasOrganizar una mudanza requiere de una serie de preparativos entre los que se pueden encontrar la solicitud de ciertos permisos, como por ejemplo el permiso de ocupación temporal de la vía pública. Con él solicitamos permiso al Ayuntamiento para poder ocupar la vía pública con vehículos de transporte, la instalación de grúas, andamios o de cualquier estructura que necesite la empresa de transporte para realizar la mudanza. Este permiso está sujeto al abono de las correspondientes tasas.

En cuanto a la comunidad, en general no se necesita permiso de la comunidad para realizar la mudanza; pero sí debemos de conocer ciertas normas de funcionamiento de la misma al respecto. Así como aquellas circunstancias concretas en las que sí debemos pedir permiso a la comunidad.

En una comunidad tenemos dos tipos de normas. Por un lado, está lo que marca la ley en la tan mencionada Ley de Propiedad Horizontal y los estatutos y por otra una serie de normas de régimen interno para el buen funcionamiento de la comunidad de vecinos, regular el uso de servicios, zonas comunes y respetar el mobiliario.

En general al hacer una mudanza debemos de saber que los reglamentos establecen que somos responsables de los daños o desperfectos que se produzcan en las instalaciones y estructuras de la comunidad, ya sea por nosotros mismos o por la empresa de transporte. Por tanto, en caso de desperfectos debemos reponerlos o abonar su coste de reposición al estado original. Tanto de la comunidad que abandonamos como a la que nos mudamos.

¿En qué casos hay que solicitar permiso a la comunidad para la mudarse?

En ciertas situaciones sí podemos necesitar pedir permiso a la comunidad para determinadas acciones que se producirán durante la mudanza.

  • Si necesitamos modificar algún elemento de la comunidad para el acceso de muebles. Por ejemplo, desmontar o mover alguna estructura.
  • Cuando vamos a realizar la ocupación de zonas comunes con vehículos, grúas, andamios o cualquier otro tipo de estructura. Por ejemplo, acceso desde zonas interiores a ventanas o balcones de nuestra vivienda.
  • Ocupación de servicios comunes.
  • Cualquier circunstancia relacionada con la mudanza y que haya sido recogida en el régimen de reglamento interno y no contravenga la ley general.

Tanto si necesitamos permiso de la comunidad para mudarse como si no, lo que es evidente es que el trasiego de trabajadores, cajas y bultos voluminosos que se generan durante una mudanza puede ser molesto para nuestros vecinos. Por esto, si queremos entrar con buen pie en nuestro nuevo hogar y nuestra nueva comunidad, lo adecuado es avisar a los vecinos de la fecha en la que realizaremos la mudanza y de puede haber un poco más de ruido del habitual y ciertas incomodidades momentáneas.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto