El Blog de Tasitrans Cordobati

5 maneras de proteger tu nuevo hogar tras la mudanza

5 maneras de proteger tu nuevo hogar tras la mudanzaMudarse a una nueva casa es algo emocionante para toda la familia y más cuando la casa es la casa de vuestros sueños. Por eso, cuando hacemos la mudanza y nos instalamos en ella, debemos pensar en protegerla, ya que tanto trabajito nos ha llegado llegar hasta ahí ¡Toma nota de lo que tienes que tener en cuenta para proteger tu nueva casa!

  1. Conoce a tus nuevos vecinos: Una de las cosas necesarias que debes hacer cuando te mudas a una casa nueva es conocer a tus vecinos como medida de seguridad. Una excelente manera de proteger tu hogar de un robo y evitar posibles ladrones es simplemente tener más ojos vigilando tu casa. Conoce a tus vecinos para que puedan vigilar tu casa cuando no estés, esto es especialmente importante cuando te vas por un período prolongado de tiempo.
  2. Asegura tus puertas: Unas puertas con marcos fuertes, bisagras protegidas e incluso añadir algún elemento que la proteja aún más como un cerrojo, una placa o un cerrojo inteligente.
  3. Asegúrate de que las ventanas cierran bien: Una de las cosas que debes tener en cuenta cuando llegues a tu casa nueva, es que los cierres de las ventanas cierren bien y no se queden abiertos. Si no cierran correctamente tienes más posibilidades de que te entren a robar.
  4. Cierra el garaje en todo momento: No dejes el garaje abierto en ningún caso, ni cuando vayas a entrar un momentito por algo que se te ha olvidado. La gente es muy curiosa y puede investigar lo que hay para otro día entrar sin más.
  5. Cuando te vayas deja alguna luz encendida: Es una opción bastante acertada y que mucha gente la utiliza para hacer pensar a posibles ladrones que hay gente en casa.

Por tanto, si acabas de mudarte y quieres proteger tu casa, haz estas cinco cosas y verás como está más protegida.

Consejos para hacer la mudanza con un gato

Consejos para hacer la mudanza con un gatoCuando tenemos que hacer una mudanza nos estresamos, porque, vamos a decir la verdad, una mudanza es un coñazo. Pues imagínate si tienes un gato, lo que puede suponer para él el ajetreo de una mudanza y el cambio de casa. Pues por eso hoy, vamos a darte algunos consejos para hacer la mudanza con un gato sin que se estrese demasiado ¡Apunta! En una mudanza con una gato hay tres fases, el antes, el durante y el después (cuando tiene que adaptarse al nuevo territorio). Vamos a explicarte qué tienes que hacer en cada una de estas fases:

  • Antes de la mudanza: Deberías de acostumbrar a tu gato a pasar tiempo en el trasportín, invítalo a entrar con comida para que lo vea como algo positivo. Mientras empaquetas las cosas, haz que juegue con las cajas y se familiarice con ellas. Y muy importante, intenta mantener sus rutinas y juega más con él para mantenerlo distraído.
  • Durante la mudanza: Este día seguramente tu gato estará estresado por el movimiento de cajas y el ajetreo. Así que te recomendamos que prepares una habitación segura para él con sus cosas. Lo más recomendable es que lo último que traslades a la nueva casa sea a él.
  • Ya en la nueva casa: Prepara una habitación para tu gato para que él se sienta seguro y sea su refugio. Además es conveniente que intentes mantener las rutinas que tenía en la otra casa para que así no note el cambio.

Una mudanza con gatos no es nada fácil, ya que ellos son animales muy territoriales y les cuesta cambiar de hábitat y adaptarse, así que te recomendamos que tengas paciencia y seas comprensivo con él. Así todo será más fácil para los dos.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto