El Blog de Tasitrans Cordobati

operador logisticoCuando hablamos de operador logístico nos referimos a una empresa que se ocupa de todas o algunas de las etapas de almacenamiento, transporte y distribución de otras empresas. Al final es una empresa que hace de mediación entre la empresa que produce o vende y el cliente final. No se puede decir que sea una mera agencia de transportes, sino que sus funciones van mucho más allá.

Por qué es importante un operador logístico

En la cadena que une al cliente con la empresa que ofrece el producto, el operador logístico ocupa varios eslabones centrales. La buena gestión de un operador logístico redunda en la reducción de los costes de transporte, embalaje, almacenaje y demás etapas del proceso de distribución. Un operador logístico se puede ocupar incluso de la gestión de inventarios y de hacer de canal en el flujo de la información. Su función principal es la de coordinar el envío, de forma que se respeten los plazos marcados por la empresa que es su cliente respecto del usuario final. Pero su función no acaba aquí, sino que debe velar por la correcta entrega en lugar, fecha, hora y condiciones óptimas del paquete. No se trata de dejar simplemente una carta en el buzón, sino de dar un servicio añadido al cliente final, con opciones de recepción, por ejemplo.

Funciones del operador logístico

Una empresa puede delegar en un operador logístico varias etapas de la cadena de distribución, como subrayamos al comienzo. Así, las funciones que puede desempeñar el operador logístico dependen de las etapas de que se responsabiliza:

  • Recepción y procesamiento de los pedidos.
  • Gestión y establecimiento de los medios utilizados para el manejo de las mercancías dentro del almacén, entre la fábrica y el almacén, y de este respecto del cliente final o la tienda a la que va dirigida.
  • Distribución de mercancías directamente al usuario final o a la cadena de tiendas de sus clientes.
  • Embalaje de las mercancías, con especial cuidado en la elección de la protección integral del producto en todo el proceso de almacenaje y distribución.
  • Transporte intermodal de la mercancía, estableciendo rutas y medios más adecuados para garantizar los plazos estipulados con los clientes.
  • Almacenamiento de la mercancía en las mejores condiciones de conservación.
  • Control del stock disponible a fin de garantizar el suministro al cliente final.

Por todas las funciones de que se puede responsabilizar un operador logístico, es importante que la elección se base en la experiencia y confianza. Como la que depositan nuestros clientes en nosotros, que nos hace merecedores de una gran responsabilidad.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto